Deterioro de la Familia y la Sociedad

La sociedad actual nos ofrece un ambiente altamente nocivo para cultivar valores humanos. Los casos de corrupción suscitados mayormente en el entorno político brindan un pésimo ejemplo acerca de lo que es el verdadero servicio público, pues lo único que hacen es “servirse del público”.
Por lo tanto la pregunta a plantearse no es ¿Crisis de valores? Ni mucho menos ¿a dónde van a parar los valores?. Sino ¿Crisis de nuestra capacidad para cultivar valores? y ¿A dónde van a parar nuestros valores?
Frente a este tema sale a relucir dos aspectos esenciales para nuestro desarrollo: la educación y la familia. ¿Hasta qué punto nuestros gobernantes ponen todos los medios necesarios para impulsar calidad en el aprendizaje académico y humano tanto en la escuela como en la familia? ¿Cómo se promueve la participación de la familia en la educación de sus hijos?
¿Cuál es el fin del hombre en este mundo? ¿Acumular bienes y riquezas o trascender en el servicio a los demás? ¿Tenemos que esperar más años para que la familia y la educación reciban el lugar que deben tener en el desarrollo moral de nuestra sociedad?
Por querer alcanzar el éxito no perdamos la excelencia en nuestro ser, es momento de cambiar esta crisis de valores por una actitud positiva frente al sentido de nuestras vidas.
OLIVIA GOMEZ VAZQUEZ     UNIDAD ACAPULCO    R.T.T. A7024
MATERIA: PSICOLOGIA APLICADA

Es indudable que una de las causas del deterioro de la sociedad es el consumo cada vez más extendido de drogas, como la marihuana, cocaína, etc. Como consecuencia de una escasa o inexistente vigilancia por parte de los padres y familiares. Y son estos jóvenes los que en poco tiempo se convierten en delincuentes, por efectos del consumo de drogas y el subsecuente síndrome de abstinencia,  que les provoca la falta de los drogas en el organismo, que en poco tiempo termina por consumirlos a ellos. Hace unos días de regreso a casa desde Maracay, dos maestras colocadas en asientos delante y detrás de mí, conversaban sobre tópicos semejantes, y en la conversación que llevaban, una de ellas le dijo a  la otra, que una madre de un alumno de segundo grado la había increpado de ineficiente porque le corrigió las tareas de su hijo en la última página, y la maestra le respondió que la culpable de eso era ella por no prestar atención a su hijo en el momento en que este realizaba las tareas, y que ella desde su casa no podía ver lo que hacia el hijo de la representante en una bola de cristal. A lo que la representante le respondió  que la iba llevar a la LOPNA  para que  respondiera por ello . la maestra sin amilanarse la reto a que lo hiciera pero no ocurrió nada .     en una conversación como esta cualquier persona con un poco de sentido común se da cuenta de que la madre ha descuidado la educación de su hijo en el hogar
Y es aquí donde quería llegar, que es en el hogar donde está la verdadera responsabilidad de la educación de los niños, somos los padres los responsables del camino que tomen nuestros hijos , y es por esta misma razón que debemos esforzarnos en que vean la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto, para que nos sintamos orgullosos del porvenir de nuestros hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s