CUERO Y CURTIDO

CUERO Y CURTIDO
Entre los productos utilizados por el hombre el cuero es uno de los más antiguos, ya que se ha utilizado ampliamente desde los albores de la humanidad. En la prehistoria se utilizo principalmente para confeccionar vestimenta para protegerse de las inclemencias del ambiente, calzado.
Algunos restos de cuero encontrados en excavaciones arqueológicas demuestran que los hombres prehistóricos tenían conocimiento de las técnicas para transformar las pieles de los animales en un material duradero y suave.
Cuero fresco de res listo para pasar a ser cortado y depilado

Si bien la manufactura del cuero a partir de las píeles de los animales es una de las  realizaciones más antiguas  de la humanidad, algunas de las técnicas modernas empleadas en este campo son guardadas con recelo por las empresas que compiten entre sí por el mercado del cuero.de todos modos los métodos fundamentales para la fabricación de cuero forman ya parte de la historia del hombre.

        PREPARACION DE LAS PIELES PARA EL CURTIDO

El primer paso a seguir en la fabricación del cuero, consiste en conservar la piel del animal. La piel está compuesta por un estrato superior de pelaje, uno intermedio de de duras fibras de proteínas llamado dermis (que después se transformara en cuero) y un estrato inferior de panículo adiposo y musculatura.  El estrato superior de la piel inmediatamente por debajo del pelaje es denominado grano y da al cuero obtenido de distintos animales  su aspecto característico.En la calidad del corte del cuero in fluye además la parte del animal del la que se obtiene.

El termino piel se usa generalmente para los animales más pequeños, como las cabras, ratas almizcleras, y los castores, mientras que los animales más grandes como las reces se utiliza inapropiadamente, el término “cuero”. A los animales mayores como los bóvidos y caballos, se les quita la piel cortando a lo largo del vientre del animal y separando después la piel de la carne. En el caso de los animales pequeños las pieles pueden quitárseles cortando en torno a la parte central de las patas posteriores del animal y volviendo luego la piel como un guante.
Esta Maquina desprende los restos de carne y grasa

Después de haber realizado este primer paso, la piel del animal debe ser sometida a un tratamiento especial para evitar que se descomponga. Este proceso llamado desecación, consiste en eliminar la humedad natural de la `piel, sumergiéndola en una disolución salina o dejándola secar al aire libre. En el pasado el método consistía en ahumarla. Los pelajes tratados con sal pueden después conservarse por dos años si son refrigerados.

Tras la desecación, las pieles se introducen en agua dentro de tambores rotatorios, donde se les puede añadir bactericidas y detergentes. Esta operación las ablanda y las prepara para seguir el tratamiento. Se procede entonces al encalado, inmersión en una disolución alcalina de cal, de este modo se desprende en pelaje y se destruye la epidermis. Seguidamente se añade sulfuro de sodio, y una maquina provista de palas romas, raspa la piel a fin de eliminar los restos. Después de ser desprovista del pelo la piel es lavada e introducida en recipiente que contiene una sustancia que elimina la cal y a la vez reblandece la piel,  después del procedimiento anterior la piel es pasada por unas maquinas
provistas de cuchillas helicoidales giratorias que se encargan despojarla de los restos de carne y tejido adiposos, para dejar solamente la piel que será sometida al proceso de curtido a la vez que la dejan a un espesor que permite la obtención de dos pieles después del proceso
                                   CURTIDO
El curtido transforma el estrato de piel que constituye la dermis en cuero. Esta transformación puede realizarse por tres métodos: el vegetal, el mineral y al aceite. En el curtido vegetal, las pieles se sumergen en ácido tánico de concentración creciente durante varias semanas para los cueros destinados a suelas de zapatos, bolsos, maletas y arreos para caballerías.
Bombo gigante para curtido mineral del cuero

 El curtido mineral es mucho más rápido. Durante miles de años el hombre ha practicado este método, utilizando sal de alumbre. A mediados del siglo XIX fue descubierto otro curtidor mineral: la sal de cromo, que producía un cuero duro y de color azulado, bastante resistente al agua. En este método la piel es tratada con  un ácido débil en un tambor giratorio. Las sale de circonio, también usadas en el curtido, dan cueros de color blanco. Los taninos sintéticos obtenidos del fenol y del formaldehido, se utilizan a veces para aclarar los cueros curtidos al cromo o con taninos vegetales.

 El curtido al aceite es un derivado directo de los procedimientos ancestrales, en el se emplean aceites de pescado que sustituyen a la humedad natural. Se utiliza sobre todo para la obtención de ante (El ante o gamuza es un tipo de piel de alce u otros animales adobada y curtida. El término proviene del francés “gants de Suède”, que significa “guantes de Suecia”.1 El cuero de ante se fabrica a partir de la parte interna de la piel, normalmente de cordero, pero también se usa de cabra, cerdo, ternero o alce. Su suavidad, delgadez y ductilidad lo hacen adecuado para prendas y usos delicados del cuero; así, originalmente fue usado para hacer guantes de mujer. El ante también es popular para su uso en tapicerías, zapatos, bolsos y otros accesorios y como forro para otros productos de cuero.)       Obtenido de                                 http://es.wikipedia.org/wiki/Ante
Después de curtido, el cuero se lava y escurre, a continuación se extiende cortándolo o rebanándolo para igualar el espesor. Entonces pasa al proceso de tinte. Las operaciones de tinte pueden realizarse por diferentes métodos por inmersión, a brocha o a pistola. Una vez efectuado el tinte, el cuero es impregnado con aceites y grasas que lo suavizan.
Maquina para exprimir y escurrir el cuero después de curtido

Después de esta operación, el cuero se cuelga y se deja secar hasta alcanzar una taza de humedad del 20%. Si esto no se hace de prisa, los taninos y los aceites podrían concentrarse en algunas partes y dejar el cuero a manchas y débil en algunos puntos.  Los métodos de secado más extendidos son los siguientes: desecado al aire libre (colgando las pieles en ganchos), desecado al vacio y desecado con cola, en el que el cuero es encolado a una plancha de vidrio o porcelana e introducido en un túnel térmico, donde es sometido a distintas  temperaturas.

En este momento el cuero está listo para el acabado. Es frotado con serrín húmedo y limpiado. Se pasa por unos cilindros recubiertos con papel de lija para darle un espesor uniforme. Para obtener ante, se levanta una fina pelusa por medio de unas muelas que giran a alta velocidad contra el lado interior de la piel algunos tipos de cuero son posteriormente impregnados con resinas sintéticas para mejorar su resistencia al frotamiento. El pulido se efectúa con albumina de huevo, glicerina, goma-laca, cera, aceites y tintes. Acto seguido el cuero es cepillado para obtener una superficie ligeramente brillante.

Tomado de ENCICLOPEDIA SALVAT DE CIENCIA Y TECNICA 1985 pp. 902-905

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s